10:00 hs
LAS BRUJAS AMISH
12:00 hs
SO SHARP
13:00 hs
DANCE MOMS
Todos los horarios+horarios
MOMENTO LIFETIME

¿Y si los acusados decían la verdad?

No te pierdas MENENDEZ: HERMANOS DE SANGRE los miércoles a las 10 PM MEX-VEN / 9 PM COL / 23 HS ARG 

 

La película Menéndez: hermanos de sangre muestra otra posible historia detrás de la oscura trama de los jóvenes de Beverly Hills que asesinaron a sus padres en 1989

 

Lyle y Erik Menéndez se encuentran actualmente en prisión, cumpliendo sus respectivas condenas a cadena perpetua por haber asesinado a sus padres en el año 1989. En el juicio, los hermanos alegaron haber sufrido abusos sexuales durante su infancia y adolescencia, pero las declaraciones fueron desestimadas.

 

Los medios de comunicación de la época se empeñaron en mostrarlos como un par de jóvenes frívolos y codiciosos, capaces de matar a sus padres solo por dinero. Esta caracterización no dejaba demasiado lugar para la pregunta: ¿y si Erik y Lyle decían la verdad? 

 

En cuanto al sufrimiento que dijeron padecer desde pequeños, los muchachos de entonces 18 y 21 años de edad no fueron tomados en serio, no fueron escuchados, ni por el jurado, ni por la prensa, ni por las miles de personas que siguieron el proceso judicial como si se tratara de un reality show. Tampoco fue tenida en cuenta su perspectiva luego del juicio, en los múltiples documentales y series de televisión que indagaron en el crimen. 

 

La película Menéndez: hermanos de sangre abre el juego a considerar estos matices de la historia, ocultos detrás de la versión oficial, y ampliamente difundida, de los hechos. Fenton Bailey, uno de los directores, explica: “Éramos conscientes de que la historia era muy unilateral, y que la verdadera complejidad de la situación nunca vio la luz.”

Tratándose de un delito de esta índole, sin dudas es una decisión arriesgada y controversial. Presentar el lado humano de unos criminales podría leerse como un intento de justificar su accionar. Ante esto, Bailey afirma: “De ninguna manera defendemos lo que hicieron, pero es una historia más compleja que lo que la gente quisiera reconocer”,  y aclara que “las personas necesitan que todo sea blanco o negro, necesitan poner lo bueno en una caja y lo malo en otra.”

 

Pero, si aceptamos que nunca sabremos qué ocurrió en realidad, ni en este crimen ni en ningún otro, y queremos sacar nuestras propias conclusiones en lugar de creer ciegamente en lo que leemos u oímos, contar con varios puntos de vista del relato, varias posibles interpretaciones de la historia, es realmente importante. 

 

¿Crees que los hermanos Menéndez decían la verdad?