10:00 hs
LAS BRUJAS AMISH
12:00 hs
SO SHARP
13:00 hs
DANCE MOMS
Todos los horarios+horarios
MOMENTO LIFETIME

¿Existe alguna justificación para matar?

No te pierdas el estreno de MENENDEZ: HERMANOS DE SANGRE, el miércoles 24 de Enero a las 10PM MEX-VEN / 9PM COL / 23HS ARG 

 

El 20 de agosto de 1989, José y María "Kitty" Menendez fueron encontrados asesinados a tiros en su casa de Beverly Hills en 722 North Elm Drive. 

Sus hijos, Lyle (en ese entonces de 21 años) y Erik (en ese entonces de 18), fueron condenados y sentenciados a cadena perpetua por los asesinatos. El caso de los hermanos Menéndez recibió una cantidad de atención sin precedentes a través de la cobertura del juicio por la televisión nacional y, como resultado, muchos quedaron fascinados con la historia. Casi 30 años después de los asesinatos, los hermanos Menéndez siguen siendo un elemento intrigante en la historia de asesinatos famosos porque las preguntas aún permanecen. En particular, ¿qué los llevó a cometer ese acto?

 

Los homicidios de los hermanos Menéndez en una elegante mansión de Beverly Hills sacudieron a la nación y pusieron el tema incómodo del abuso sexual en la agenda nacional.

"No creo que quiera de ninguna manera, mirando hacia atrás, ser el juez y el jurado de las acciones de mi padre o de mi madre", dijo. "Es realmente, un arrepentimiento todos los días, un arrepentimiento todos los días, pero al mismo tiempo, no puedo escapar lo que sucedió más de lo que puedo escapar de los recuerdos de lo que me sucedió ", explica Lyle en una entrevista a Today.

 

Lyle, de 49 años, actualmente está cumpliendo cadena perpetua en la prisión estatal de Mule Creek en Ione, California, mientras que Erik, de 46 años, cumple su cadena perpetua en el Centro Correccional Richard J. Donovan en San Diego. Los hermanos permanecen en contacto regular y ambos se casaron desde que fueron encarcelados.

La controversial alegación de la defensa de que José Menéndez abusó sexualmente de ambos niños desde una edad temprana fue lo que ocasionó que la opinión pública se divida en cuanto a la condena que debían recibir los hermanos y en los primeros juicios ocasionó que los jurados no se pongan de acuerdo. 

Las acusaciones de abuso sexual fueron crueles de acuerdo a las palabras de los hermanos. Según ellos, el padre Menéndez obligó a sus hijos a practicarle sexo oral, entre otros actos desagradables. Lyle Menéndez dijo que su padre lo violó en repetidas ocasiones, entrando furtivamente en su habitación a media noche.

 

Por esta razón, dado que culpaban a su madre de conocer la situación y no hacer nada al respecto, justificaron la agresión hacia ella también. 

 

 

Pero la pregunta que tanto los defensores de los hermanos como los que no les creyeron su amparo, es ¿Existe alguna vez justificación para matar?